Un plan nacional para aumentar el transporte ferroviario de mercancías

El director del posgrado, Manel Villalante, aseguró, antes de presentar el conferenciante, que Plan de Impulso del Transporte Ferroviario de Mercancías  “quiere tratar de corregir la poca participación del ferrocarril en el transporte de mercancías del país, y por este motivo se han de hacer cambios de gestión y estructurales “. El Plan de Acción que explicó el secretario de transporte se basa en tres líneas estratégicas: un nuevo modelo de gestión de la red, un aumento de la calidad del sistema y la eficiencia y la mejora de las infraestructuras ferroviarias. El documento presenta 100 medidas concretas, que José Luis Cachafeiro se encargó de detallar. Entre estas propuestas está la organización de Renfe en filiales, la gestión única de complejos ferroportuarios fronterizos, la dinamización del comité de regulación ferroviaria, la priorización del servicio de mercancías en determinados corredores o la identificación automática de vagones y contenedores. Cachafeiro también manifestó que “en la red básica europea es imprescindible el Corredor del Mediterráneo”.

El secretario general de Transportes aseguró que este documento se ha consensuado “con muchos agentes, entre ellos, comunidades autónomas, grupos logísticos y operadores”. Desde el ministerio se quería redactar un Plan donde todos los implicados pudieran opinar para diagnosticar las causas de la pérdida de cuota de mercado del ferrocarril. “Las conclusiones son que la falta de competitividad del ferrocarril está provocada, entre otros factores, por los costes ineficientes -como maniobras innecesarias- la falta de inversiones específicas o el bajo aprovechamiento de los recursos disponibles”. También atribuyó este déficit a la falta de calidad y fiabilidad del servicio por la rigidez del sistema.

Cachafeiro ofreció una visión panorámica del sector del transporte ferroviario de mercancías, con datos estadísticos sobre la cuota de mercado que ocupa y como ésta ha ido evolucionando con los años. En los últimos meses, ha aumentado en Barcelona el tráfico de contenedores, “un dato que invita a la esperanza”, dijo Cachafeiro. Sin embargo, los porcentajes indican que el ferrocarril todavía es minoritario: un 95% del transporte de mercancías en nuestro país se realiza por carretera, mientras que el tren se queda en un escaso 5%. “Los camiones son eficientes y cumplen las necesidades de los clientes. La mayoría del transporte en camión se mueve entre distancias de mil a dos mil kilómetros: es aquí donde el ferrocarril debería ser eficiente “.

Facebook0Twitter0Google+0LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada ni compartida. Campos obligatorios marcados con